Archivo

Posts Tagged ‘Logia Constante Alona’

60. «Recordando a Rosario de Acuña», por Víctor Guerra

Leyendo estos días los pizarrones y la propia prensa asturiana  sobre homenajes varios, entre ellos los que hablan de la Hermana masona Rosario de Acuña, (iniciada en tierras alicantinas en la logia de Adopción Constante Alona el 15 de febrero de 1886,)  observo  por algunos comentarios que existe como cierto alzheimer, pues en algunos de ellos se habla de la gran presencia que ha habido este último homenaje que tuvo lugar el 8 de Mayo del  2010 ante lo que fue la casa de la escritora y librepensadora  en Gijón y ubicada en el  lugar conocido como  el Cervigón.

DSCN0351

Entiendo que para cada uno  por distintas razones cada año y cada homenaje le parezca  que sea el de más grato, por el ambiente, por los recuerdos, etc. Pero hay que ser justos con la propia memoria de los Homenajes a Rosario de Acuña, para que al menos quede una cierta constancia de ese quehacer y de esa labor.

Desde el 2004 de la mano del Ateneo Obrero de Gijón y de la Logia Rosario de Acuña. Se recogieron los viejos testigos de antaño, que hoy no dejan de ser para nuestra desgracia un remedo de aquellos grandes homenajes que se le brindaban a la escritora Rosario de Acuña por parte de los obreros gijoneses, que cada 1º de Mayo acudían en tropel hasta la sencilla tumba de Rosario de Acuña, en el Cementerio Civil del Sucu donde las masas obreras, plagadas de socialistas, anarquistas y republicanos, le tributaban a la irascible y gruñona Rosario de Acuña su particular Homenaje.

Nada sabemos de sí las logias acudían en pleno a estos actos proletarios, o le brindaban otro tipo de Homenaje público o privado, nada nos dice al respecto la prensa gijonesa o librepensadora, los diversos estudiosos sobre el tema tampoco nos aportan datos sobre ello.

image

Es un tema curioso y hasta interesante, las relaciones de Rosario de Acuña tarjeton_2mayo1con la masonería astur, más allá de que tuviera amistad con los jóvenes cachorros del melquiadismo como Merediz Diaz Parreño,también masón, o con Loredo Aparicio (comunista y masón) o con Cinfuentes (reformista) o con Lamo Jiménez  (masón y compañero de Rosario de Acuña) Sin olvidar al propio Melquíades Álvarez o Eleuterio Alonso.

En las pocas actas que tenemos de dicha época tampoco se habla de Rosario de Acuña. Es todo un misterio esas posibles relaciones, aunque cabe imaginar que en ese naciente siglo XX, la figura y presencia de la masona Rosario Acuña, no debía sentar muy bien a la alambicada masonería asturiana muy caracterizada por la masculinidad, que no era específica de la masonería astur, sino de todo el Grande Oriente Español, y que rompía de algún modo con la tradición del siglo XIX.

Pero volviendo a los Homenajes a Rosario de Acuña, sería bueno abordarlos como materia de estudio, para ver sus evoluciones, sus declives, y para observa como quien fue todo un referente en la ciudad y entre las clases más populares, se vino abajo pasando los años, quedando ante su casa o su tumba un leve rescoldo de aquellos otras peregrinaciones.

Es evidente que con el franquismo estos homenajes eran casi imposibles, y se hacían en pequeños grupúsculos; por otra parte en la naciente democracia había como otros intereses más perentorios, aunque la llama estaba prendida en gentes como Daniel Palacio o los amigos del Ateneo Obrero, o la Asociación de Viudas de la Republica, con las cuales en los años 70 y 80 me acerqué por primera vez al cementerio del Sucu de la mano de Maria de las Alas Pumariño, Presidenta de la Asociación de Viudas … y también recuerdo el entusiasmo de una persona que fue quien primero me habló de Rosario de Acuña, un hombre de pequeña estatura, rechoncho de espesa barba, y siempre calaba boina, era cojo de una pierna que tenía más corta que otra, habitaba en la calle Asturias… Luego ya esas visitas fueron algo más intermitentes hasta desaparecer de mi vida… finalmente se retomé la cuestión del homenaje a través de la Logia Rosario de Acuña en el primer encuentro del 2004.

IMG_0159IMG_0161

Homenaje a Rosario de Acuña en el año 2006

Se dice y escribe que este año 2010 fue el mejor en lo que se refiere al homenaje, podemos decir que cada uno cuenta la feria como le va, o como se la han vendido, pero creo que hay que ser justos con la evolución de estos Homenajes, que arrancan en el año 2004, con una discreta convocatoria, pero de la cual no tengo fotos digitales, pero éramos pocos. Luego en el 2005 ya se hizo toda una campaña de invitaciones y motivaciones para acudir a ese Homenaje, allí estaban gentes de la cultura gijonesa, Sociedad Cultural Gesto, Sociedad Cultural Gijonesa, y otros asistentes entre público y masones de diversas Obediencias. GODF, DH.

Actos Rosario de Acuña 003

Acto de Homenaje  a Rosario de Acuña en el 2007 con la Alcaldesa  de Gijón Paz Fernández Felgueroso

Aún tengo en la retina  el Homenaje a Rosario de Acuña (2007) por parte del Gran Maestre del GODF, que además de descubrir una placa en el Paredón del Sucu, y el Homenaje a la Fosa Común y al que asistieron cientos de personas, entre ellos muchos masones españoles y franceses, también se visitó la tumba de Rosario de Acuña los cual marcó todo un hito, en tanto que nunca en España se había visto banda masónica.

IMG_3281pIMG_3282

Luego se dejó el Cementerio, porque hubo quien creyó que con cambiar de ubicación, peregrinado a la Casa del Cervigón , era todo un signo de modernidad, alterando de esta forma el sentido de Homenaje, que siempre había tenido como marco el Cementerio Civil del Sucu, además tal presencia en el recinto funerario conllevaba a su vez otras reivindicaciones y Homenajes, como era visitar las tumbas de otros Hermanos, que no parecen que se sientan tan cerca de sus actuales homólogos, como es el caso del Gran Maestro de la Gran Logia Regional del Noroeste, Alberto de Lera, nuestra más alta jerarquía que estuvo al frente de masonería astur-galaica y leonesa durante más de 14 años (1922-1934) y al que nunca se la han brindado un solo homenaje; era a su vez una forma de reivindicar la lucha de masones, republicanos, socialistas y anarquistas, y evangélicos en sus luchas por la dignificación de los cementerios, era un homenaje integral e integrador.

image

Homenaje a Rosario de Acuña   en el año 2008

Tal vez el homenaje del Cervigón se mueva más en otras bambalinas  más políticas y para titulares de prensa ajenos al Homenaje a Rosario de Acuña, como ha sucedido en este año,  digamos que se va perdiendo el referente y el sentido, y hasta  el norte del acto, no es culpa directa de los convocantes  ni del Ateneo ni de la Logia;  pero hay que empeñarse en que el acto tenga esa esencialidad que no debe ser “molestada” por otras cuestiones ajenas al tributo a Rosario de Acuña.

DSCN0325

DSCN0343

DSCN0340

Otro año importante para el recuerdo de Rosario de Acuña fue el  2009 donde un Hermano se calaba sin respingos el collar de Venerable y se dirigía a los abundantes, congregados entre los cuales se puede apreciar que abundaban los masones, eso si venidos del otro lado de los Pirineos. De nuevo ondearon las bandas masónicas, y con independencia de la aptitud y receptibilidad de cada uno, el sentido es que como ciudadanos, como masones , podamos tributarle en esas claves un Homenaje a la fiel librepensadora que fue Rosario de Acuña.

IMG_3233 3690835

Y así podemos ir repasando año tras año, hasta este 2010, al que no pude asistir y bien lo siento, estaba en Madrid en otro acto ecuménico con Hermanos que ponían en pie un Capítulo  de Rito Francés con el Oriente en Europa, y en el que nos encontramos españoles, franceses y portugueses , pero he he decir  que este año  2010 veo poca gente, o los mismos números de cuando comenzamos  y ello pese a que se dice que hubo una gran asistencia;  no se trata de contar indios, o si un año hubo más o menos, o que felices hemos sido cada año,   sino que debemos hablar de  significados, y tal vez pudiéramos jugar al juego de la “diferencias entre las fotos”, pero este año pese a la digna e importante representación logial, por ejemplo no se aprecian los signos masónicos que presidian en mayor o en menor medida  otros actos del GODF en España y en Francia, o los propios que ha desarrollado la Logia Rosario Acuña… tal vez ser tan reglamentarista, tan discretos nos llevan a estas cosas…

De todas formas habrá que reflexionar , todos, sobre qué debemos hacer para que el Homenaje a Rosario de Acuña  realmente se convierta en un tributo cultural, logial y de la ciudadanía en general, con alguien que durante años fue todo un referente… Si se hace con Jovellanos, porque no hacerlo con Rosario de Acuña

Víctor Guerra . MM.:. del RF del GODF

Anuncios

38. Tratando con una Infanta de España sobre el futuro de la masonería

«Como un rumor no bien definido sabía que la masonería española, al unificarse bajo una sola autoridad representada por el nobilísimo vizconde de Ros, había elevado al Protectorado a una mujer de estirpe regia; circunstancias imprevistas aprovechadas por mí con gran contentamiento me ofrecían la ocasión de conocer a esta mujer, y… ¡mis plantas temblaban y mi corazón se estremecía! Todo tu ser, pueblo masónico, iba en aquellos instantes en mi personalidad; ¡una mujer, y de estirpe regia

Con estas palabras expresaba Rosario de Acuña en el artículo Al pueblo masónico la emoción que le embargaba momentos antes de entrevistarse con esta mujer, de estirpe regia, al objeto de tratar asuntos de interés para el futuro de la masonería española. Pero, ¿quién era esa ilustre dama y qué hacía allí nuestra protagonista?

Vayamos por partes. Cuando Rosario de Acuña ingresa en la logia alicantina Constante Alona en 1886, la masonería española se encuentra dividida en varias obediencias. Pues bien, a comienzos de 1888 se intensifican los contactos en las más altas instancias masónicas para intentar conseguir la unificación de la mayor parte de las logias en una sola Obediencia. A primeros de abril, tras las conversaciones habidas entre el Gran Oriente Nacional de España que lidera Alfredo Vega, Vizconde de Ros, y el Gran Oriente de España que encabeza Miguel Morayta, se celebra una Asamblea Constituyente que tiene como resultado la unificación pretendida. La nueva obediencia, que por decisión de los reunidos mantiene la denominación de Gran Oriente Nacional de España, surge con planteamientos renovados: se dota de una estructura de funcionamiento más democrática y descentralizada, al tiempo que muestra su firme voluntad de favorecer el ingreso de las mujeres en la Orden, en prueba de lo cual nombra Protectora de la Masonería de Adopción a una Infanta de España.

En cuatro horas seguidas fueronseme presentado las aptitudes características de esta gran personalidad, y conforme mi observación iba ahondando en aquellos misterios de la entidad intelectual y moral, iba sintiendo en mi espíritu el triunfo de nuestra causa. Firmeza y talento, inteligencia y ternura, juventud y belleza; he aquí la síntesis del carácter de nuestra protectora.

¿Quien era la persona que tan buena impresión había causado en su interlocutora? Su nombre completo es del de María Olvido de Borbón y Castellví (1863- 1907), hija de Enrique de Borbón y Borbón y de Elena María Castellví y Shelly, nieta de Francisco de Paula de Borbón y biznieta de Carlos IV; por tanto, una de las primas del rey Alfonso XII.

¡Pueblo masónico! Ha llegado el instante en que tus esfuerzos en pro de la fraternidad humana se vean condensados por un espíritu capaz de conducirnos a la victoria: solo una mujer de excepcionales condiciones podría levantar sobre la gran familia el emblema del triunfo, porque solo un compuesto de energía y suavidad, ilustración y gracia, sencillez y perseverancia, puede acometer la gran empresa de tu enaltecimiento y de tu potestad.

¡Una infanta de España protectora de la masonería! No es de extrañar el entusiasmo de Rosario de Acuña; tampoco el descontento que la noticia provocó en los sectores confesionales, hasta el punto que algunos periódicos salieron al paso de la noticia negando el hecho. ¡Sólo faltaba que la masonería, organización que León XIII había situado en la vanguardia del ejército del mal, se infiltrase en la Familia Real!

El asunto no terminó ahí. Meses después fueron varios los periódicos, tanto regionales como nacionales, que se mostraban indignados con una noticia que hablaba que, por medio de María del Olvido y de Rosario de Acuña, los masones habían llegado hasta la mismísima Reina Regente:

«El Figaro, de París, publicó tres o cuatro días hace este suelto que desde el primer instante llamó la atención de varios de nuestros colegas, los cuales naturalmente se han adherido a su justa protesta:

Dando crédito a algunos periódicos españoles de oposición, la prensa católica francesa ha anunciado la aceptación, por parte de la Reina Regente, del más alto puesto de la masonería española, añadiendo que las insignias del grado 33 le había sido presentadas en el Real Palacio en presencia de D.ª María del Olvido, hermana del duque de Sevilla, D.ª Rosario de Acuña y muchas otras damas.

Claró está que, como el Figaro indica, ninguna persona inteligente ha podido dar crédito de buena fe a una patraña de tal índole, tratándose de la católica Princesa que custodia el Trono de San Fernando, en que felizmente se sienta D. Alfonso XIII; pero no por eso nos parece menos grave que con toda impunidad se puedan propalar en España especies que, además de ofender los sentimientos religiosos de la Reina, indudablemente llevan el dañado propósito de indisponer con el Trono constitucional a la gran masa de españoles que no ven en el masonismo sino una asociación condenada por el Papa»

Nota. María del Olvido de Borbón fue iniciada en 1888; en ese tiempo era una de las integrantes de la logia Amantes del Progreso de Madrid